Hotel Continental Como - Lago de Como Hotel 3 estrellas

  • italiano
  • English
  • español
  • français
  • Deutsch
  • русский
  • 日本語
  • 中文


Como - Best Western Hotel Continental Como - Lago de Como

Llegada Llegada
Salida Salida
Huéspedes por habitación
Adultos Niños Recién nacidos
12 años y menores 3 años y menores
¿Es usted Socio Best Western Rewards?
Introduzca aquí su número de tarjeta

Informaciones Históricas: Lago de Como y alrededores
El nombre de Como evoca muchas sugestiones: no solamente el íncipit de la más famosa novela italiana, “I Promessi Sposi” de Alessandro Manzoni ("aquel brazo del Lago de Como..."), pero también lujosas sedas, que aquí se producen para ser vendidas en todas las tiendas del mundo; y para terminar, el brillo de la electricidad, descubierta por un ilustre habitante de Como, Alessandro Volta. Cada una de dichas sugestiones puede constituir la ocasión para un itinerario hacia el descubrimiento de Como.
Paseando por el casco antiguo se abraza toda la historia de la ciudad: se empieza con el Museo Arqueológico “Giovio”, que ilustra la ciudad de Como prehistórica y romana, y se continúa con la medieval Puerta Torre, cuyos baluartes fueron construidos por Barbarossa después de la destrucción de Como por obra de los milaneses, junto con el resto de la ciudad medieval. La estatua de Garibaldi, en la plaza enfrente de la Puerta Torre, recuerda que en 1859 la ciudad fue definitivamente liberada del dominio austríaco.
Para acercarse al presente, vale la pena seguir un agradable paseo a lo largo del lago hasta el barrio de Borgovico, donde notables habitantes de Como hicieron construir en el siglo XIX espléndidas casa de veraneo.
Villa Musa, en estilo Art Déco; Villa Carminati, ejemplo elegante de neoclasicismo; Villa Saporiti, con preciosas decoraciones de época; y también Villa Gallia, Villa Parravicino, Villa Canepa, Villa Mondolfo y Villa Olmo, célebre por los árboles centenarios que adornan el gran parque circunstante, son el espejo de una ciudad rica y floreciente, de refinada elegancia ya desde hace siglos.
Siempre en la ciudad, queda por visitar el Templo Voltiano, en estilo neoclásico: realizado en 1927 con ocasión del centenario de la muerte de Volta, recoge una serie de instrumentos construidos por el gran científico para efectuar sus experimentos con gas y electricidad.
Una vez visitada la ciudad, pueden dedicarse al Lago sobre el que se acomoda, ciertamente uno de los más sugestivos lagos italianos, también por la característica forma de “Y” (formada por los tres brazos de Colico en el norte, Lecco en el sureste, y Como en el suroeste)
De origen glaciar, es el tercer lago italiano por extensión después del de Garda y el de Verbano, además del más profundo de Europa (alcanza los 140 metros de profundidad). Rodeado por las montañas, con una única pequeña isla, la Isla Comancina en el brazo de Como, el Lago merece ciertamente un paseo en barca.
Lago de Como para ver
Para cada turista la estancia en Como se termina con la compra de tejidos y especialmente de seda, cuya elaboración presume de una tradición pluricentenaria. Por ello, no deben perderse el Museo Didáctico de la Seda, adyacente a la prestigiosa escuela de Sedería (Tel. 031/303180), donde se guardan viejas maquinarias y telares y se encuentra ilustrado el entero recorrido del tejido sedero, desde cómo se obtiene el hilo hasta cómo se realizan los famosos estampados apreciados por todos los grandes diseñadores del mundo.